¿Qué ventajas trae consigo el RGPD o GDPR?

Dos años después de la entrada en vigor del Reglamento general de protección de datos personales, RGPD o GDPR, vamos a analizar las ventajas que ha traído consigo esta nueva normativa europea.

El derecho a la protección de los datos personales es un derecho fundamental, y no es una novedad en nuestro ordenamiento jurídico. Fue reconocido por primera vez, a nivel internacional, en 1948 en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En Europa, se consagró este derecho través del Convenio del Consejo de Europa sobre protección de datos (Convenio n 108) y el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (CEDH). Actualmente se recoge en los Artículos 7 y 8 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y el el Artículo 16 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Ante los numerosos avances tecnológicos, en 1995 se aprueba la Directiva 95 /46/CE sobre la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, en la que se introduce nuevos términos como datos personales sensibles, consentimiento o tratamiento de datos personales.

En 2016, la Unión Europea finaliza el Reglamento General de protección de datos personales o General Data Protection Regulation (GDPR), el nuevo marco legal que servirá como inspiración para numerosas legislaciones en todo el mundo.

Pero, ¿era necesaria esta reforma? ¿era necesario un Reglamento?

Tras la entrada en vigor de la Directiva europea, pronto se hizo evidente que cada uno de los países miembros la transpondría a diferentes ritmos y con diferentes niveles de protección. Esto unido al hecho de que los avances tecnológicos continuaban y que se produjo la expansión de la era digital, hizo que los Estados miembros empezasen a trabajar en un proyecto mucho más ambicioso: un Reglamento europeo que sería de directa aplicación en todos ellos.

¿Cuáles son las ventajas que aporta el Reglamento europeo en materia de protección de datos personales?

Desde nuestro punto de vista, el Reglamento europeo aporta, entre otras, las siguientes ventajas:

1.armonización de legislaciones

La principal diferencia entre un Reglamento y una Directiva Europea, es que el primero es de aplicación directa en los países miembros, no siendo necesaria la transposición de la misma, como en el caso de una Directiva. De esta forma, se evita una aplicación irregular y/o fragmentada de la normativa europea. Se consigue así, una armonización de legislaciones y se asegura un marco más sólido y coherente para la protección de datos en toda la Unión Europea, lo que conlleva un refuerzo de la seguridad jurídica y transparencia, generando confianza entre los ciudadanos y las empresas.

2. nivel de adecuación de protección

El Reglamento permite garantizar un nivel uniforme y elevado de protección de las personas físicas en todos los países de la Unión Europea. No hay margen ya para las diferencias en el nivel de protección entre los diferentes países, que pueden confiar en que, los datos personales de sus ciudadanos, serán tratados de la misma forma en su propio país que en otro país de la Unión.

Este mismo nivel de protección, se traduce en que todos los Estados miembros ofrecen a las personas físicas el mismo nivel de derechos y obligaciones y de responsabilidades para los responsables y encargados del tratamiento y sanciones equivalentes en todos los Estados miembros, así como la cooperación efectiva entre las autoridades de control de los diferentes Estados miembros.

3. garantía de la libre circulación de los datos

El RGPD reconoce en su exposición de motivos que pretende contribuir a la plena realización de un espacio de libertad, seguridad y justicia y al progreso económico y social, así como al bienestar de las personas físicas.

La integración entre los países de la Unión ha llevado a un aumento sustancial de los flujos transfronterizos de datos personales. En toda la Unión se ha incrementado el intercambio de datos personales entre las asociaciones y las empresas, las instituciones públicas y privadas, incluidas las personas físicas. Por ello, es necesario establecer un régimen sólido, coherente y armonizado que permita que tanto las empresas privadas como las autoridades públicas utilicen datos personales a gran escala, facilitando aún más la libre circulación de datos personales dentro de la Unión y la transferencia a terceros países y organizaciones internacionales, garantizando al mismo tiempo un elevado nivel de protección de los datos personales.

4. garantía de los derechos de los individuos

Como ya hemos visto, el Reglamento impone un mismo nivel de protección de los derechos y libertades de las personas físicas dentro de la Unión, por lo que el tratamiento de dichos datos debe ser equivalente en todos los Estados miembros. Se garantiza en toda la Unión que la aplicación de las normas de protección de los derechos y libertades fundamentales de las personas físicas en relación con el tratamiento de datos de carácter personal es coherente y homogénea.

El RGPD reconoce también un cierto margen de maniobra para los Estados miembros, del que podrán hacer uso o no. Este margen se prevé en situaciones muy específicas y tasadas.

Más información:

¿Cuáles son los retos que presenta la aplicación de la nueva normativa en protección de datos personales?

¿Cómo una buena política de privacidad puede ayudar a tu empresa?

Ficha temática: La protección de los datos personales – Parlamento europeo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: